Menú Principal
26 de mayo de 2021

Se realiza conversatorio “adolescentes y jóvenes: conversamos de seguridad, movilidad y convivencia vial desde la acción”.

Con un total de 80 adolescentes y jóvenes de diversas regiones del país, se realizaron en el contexto de la “Semana de la Seguridad Vial de las Naciones Unidas”, dos jornadas participativas organizadas entre el Programa Nacional de Salud Integral de Adolescentes y Jóvenes, CONASET, INJUV, OPS y el Consejo Consultivo Nacional de Adolescentes y Jóvenes (CCAJ).


Foto: Participantes jornada virtual participativa con adolescentes y jóvenes.

Región Metropolitana, mayo 2021. La Semana de la Seguridad Vial de las Naciones Unidas, que se celebró entre el 17 y 21 de mayo, es un evento que se lleva a cabo cada dos años desde 2007 con el objetivo de informar y concientizar en el mundo sobre la importancia de la Seguridad Vial.

Los siniestros de tránsito provocan la muerte de aproximadamente 1,35 millones de personas en todo el mundo cada año y dejan entre 20 y 50 millones de personas con lesiones no mortales.
Los adolescentes y jóvenes son particularmente vulnerables en el tránsito, y los traumatismos causados en las calles y carreteras son la principal causa de muerte de niños, niñas, adolescentes y jóvenes de 5 a 29 años. En el mundo, los hombres jóvenes menores de 25 años tienen más probabilidades de verse involucrados en siniestros viales que las mujeres. Asimismo, el 73% de todas las víctimas fatales ocurren entre hombres jóvenes de esa edad.

En Chile, la Seguridad Vial se presenta como un tema prioritario a abordar en Salud Pública. Sólo en 2020 hubo 64.707 siniestros de tráfico y casi 1.500 muertos. Las principales causas de los siniestros fueron el exceso de velocidad, la imprudencia del conductor, la imprudencia del peatón y el alcohol en el conductor, todas conductas evitables.
Asimismo, cerca del 50% de los fallecidos por siniestros de tránsito en los últimos años han sido los usuarios vulnerables (peatones, ciclos y motocicletas), ya que están más expuestos en las vías, pues carecen de un habitáculo que los proteja, por lo que un impacto a altas velocidades puede generar daños irreparables.

Semana Mundial de la Seguridad Vial 2021

Este año, la sexta Semana de la Seguridad Vial de las Naciones Unidas se llevó a cabo del 17 al 23 de mayo, con el título “Streets for life #Love30”. El tema abordado fue la necesidad de disminuir el límite de velocidad en entornos urbanos a los 30 km/h, con tal de hacer las calles lugares sanos, verdes y habitables”.

En este contexto, el Programa Nacional de Salud Integral de Adolescentes y Jóvenes del Departamento de Ciclo Vital del Ministerio de Salud, desarrolló los días 13 y 19 de mayo de 2021, en una organización conjunta con la Comisión Nacional de Seguridad de Tránsito (CONASET), el Instituto Nacional de la Juventud (INJUV) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS), dos encuentros participativos virtuales, que permitieron reunir a 80 adolescentes y jóvenes de diversas regiones del país, con el fin de compartir experiencias sobre seguridad, movilidad y convivencia vial desde sus propias realidades y que pudiesen dar recomendaciones y opiniones sobre cómo, desde los y las adolescentes y jóvenes, es posible generar cambios en esta materia.

En ambos conversatorios, se pudieron abordar preguntas relacionadas a: ¿Qué temas piensan cuando les hablan de movilidad, seguridad y convivencia vial? ¿De qué manera adolescentes y jóvenes podrían aportar a este tema? Y desde sus organizaciones, sus colegios, universidades, barrios, etc., ¿Qué cosas les gustaría hacer?
En la ocasión, se contó con la presencia y las palabras iniciales de Zohra Abaakouk de la Organización Panamericana de la Salud, Johanna Vollrath como Secretaria Ejecutiva de la CONASET, Bárbara Leyton Cárdenas como jefa del Departamento de Ciclo Vital del MINSAL y Renata Santander Ramírez como Directora Nacional de INJUV, quienes dieron un importante reconocimiento a esta actividad y a la labor y rol que tienen que cumplir los y las adolescentes y jóvenes en la seguridad, movilidad y convivencia vial.

Al respecto, el debate de los y las participantes, estuvo centrado en la necesidad de que este grupo de la población se sensibilice respecto a la prevención de accidentes y el consumo de alcohol y otras drogas, además de incorporar temas como la equidad del espacio vial, potenciando una buena convivencia entre todos y todas quienes hacen uso de los espacios públicos de movilidad.
Muchas de las propuestas en los grupos de debate, estuvieron orientadas a la educación en los establecimientos educacionales, incorporando los temas de educación vial desde los primeros años de educación, poniendo énfasis en la formación de monitores adolescentes y jóvenes que hagan educación entre sus propios pares, pudiendo masificar buenas conductas tales como el uso de elementos de seguridad, ya en el uso de automóviles como de bicicletas u otro medio de transporte.

De esta forma, las instituciones organizadoras entienden que es sumamente importante diseñar estrategias de acción con y para adolescentes y jóvenes desde visiones no adultocéntricas y respetando y promoviendo la autonomía progresiva de este grupo de la población.

Este encuentro participativo será sistematizado, para posteriormente presentar sus resultados y conclusiones centrales a los y las participantes, e instituciones vinculadas, como parte del proceso de retroalimentación que permita el mejoramiento de las estrategias orientadas a la promoción y prevención en el contexto seguridad, movilidad y convivencia vial.