Menú Principal

Guía de Práctica Clínica - No GES

Para el abordaje de Depresión en Adolescentes

ETD9

En adolescentes con diagnóstico de depresión, el Ministerio de Salud SUGIERE realizar consultoría de salud mental por sobre no realizar.
Comentarios del Panel de Expertos:
►La consultoría de salud mental debe cumplir con los estándares establecidos en la orientación técnica (Ver Orientes Técnicas Consultoría en Salud Mental).

El panel de expertos analizó y debatió cada uno de las preguntas de la “Tabla de la evidencia a la decisión”, considerando tanto la evidencia de investigación, experiencia clínica, conocimiento de gestión o experiencia de los pacientes. Una vez consensuada la postura del panel respecto a las preguntas, emitieron un juicio seleccionando la opción de respuesta que mejor representaba la opinión del conjunto (destacada con color). Finalmente, cuando el panel emitió su juicio sobre todas las preguntas, se emitió la recomendación.

A continuación, se presenta la “Tabla de la evidencia a la decisión” con el resumen de los juicios, la evidencia de investigación evaluada, consideraciones adicionales y comentarios planteados por el panel.

 1.- ¿El problema es una prioridad?
No Probablemente no Probablemente sí Varía No lo sé

El problema ha sido definido como prioritario en el marco de las Garantías Explícitas en Salud (GES), régimen integral de salud que prioriza un grupo de patologías o problemas de salud, garantizando el acceso a tratamiento oportuno y de calidad.

 2.- ¿Qué tan significativos son los efectos deseables anticipados?
Triviales Pequeños Moderados Grandes Varía No lo sé

Moderados: El panel de expertos de la Guía estimó que los efectos deseables de «realizar consultoría de salud mental» en comparación a «no realizar» son moderados, considerando la evidencia y la experiencia clínica. La consultoría de salud mental podría mejorar la pertinencia de las derivaciones desde el nivel de atención primaria de salud al secundario y favorecer la resolutividad. Además podría mejorar el acceso a atención y derivación oportuna y precisión diagnóstica. Por otro lado, la consultoría de salud podría facilitar la continuidad del cuidado del paciente. El realizar consultoría de salud mental, a su vez, es una instancia de capacitación para los equipos de atención primaria de salud, pudiendo con ello mejorar la calidad de la atención.

Evidencia de investigación

CONSULTORÍA DE SALUD MENTAL PARA PERSONAS MENORES DE 15 AÑOS CON DEPRESIÓN.
Pacientes Personas menores de 15 años con diagnóstico de depresión.
Intervención Consultoría de salud mental.
Comparación No realizar.

Desenlaces**

Efecto relativo

(IC 95%)

Estudios/

pacientes

Efecto absoluto estimado*

Certeza de la evidencia

(GRADE)

Mensajes clave en términos sencillos

SIN

consultoría

CON

consultoría

Diferencia

(IC 95%)

Mejoría en salud mental***

RR 1,14

(0,98 a 1,33)

3 ensayos [9, 10, 12] / 895 pacientes

417

por 1000

476

por 1000

Diferencia: 59 más

(8 menos a 138 más)

◯◯◯1,2,3

Muy baja

La consultoría podría llevar a una mejoría de la salud mental. Sin embargo, existe considerable incertidumbre dado que la certeza de la evidencia es muy baja.

Sintomatología

3 ensayos [6, 7, 13] / 546 pacientes

DME: 0,15 menos****

(0,32 menos a 0,03 más)

◯◯◯1,2

Muy baja

La consultoría de salud mental podría tener poco impacto en la sintomatología.  Sin embargo, existe considerable incertidumbre dado que la certeza de la evidencia es muy baja.

Satisfacción de los pacientes

RR 1,17

(1,04 a 1,30)

2 ensayos [9, 10] / 445 pacientes

731

por 1000

855

por 1000

Diferencia: 124 más

(29 a 219 más)

◯◯◯1,2

Muy baja

La consultoría de salud mental podría aumentar la satisfacción de los pacientes.   Sin embargo, existe considerable incertidumbre dado que la certeza de la evidencia es muy baja.

Adherencia de los pacientes

RR 1,42

(1,27 a 1,59)

7 ensayos [7-10, 13-15] / 1251 pacientes

365

por 1000

519

por 1000

Diferencia: 154 más

(99 a 216 más)

◯◯◯1,2

Muy baja

La consultoría de salud mental podría aumentar la adherencia de los pacientes.   Sin embargo, existe considerable incertidumbre dado que la certeza de la evidencia es muy baja.

IC 95%: Intervalo de confianza del 95% // RR: Riesgo relativo // DME: Diferencia de medias estandarizada // GRADE: Grados de evidencia Grading of Recommendations Assessment, Development and Evaluation.
* El riesgo SIN consultoría está basado en el riesgo del grupo control en los estudios. El riesgo CON consultoría (y su intervalo de confianza) está calculado a partir del efecto relativo (y su intervalo de confianza).
**Seguimiento de los desenlaces varió entre 3 a 12 meses y no se observó diferentes resultados según diferentes seguimiento (mediante análisis por subgrupo)
***Mejoría en salud mental se definió como dejar de cumplir criterios diagnósticos de trastorno mental o mejoría en alguna escala de sintomatología de salud mental.
**** La diferencia de medias estandarizada se utiliza cuando el desenlace ha sido medido en diferentes escalas y es difícil de interpretar clínicamente. Una regla general es que valores menores a 0,2 son de poca relevancia clínica, valores de 0,5 de relevancia moderada y 0,8 relevancia clínica importante.
1 Se disminuyó dos nivel de certeza de evidencia, por alto riesgo de sesgo de sesgo de los ensayos, especialmente attrition bias y performance bias, excepto para adherencia donde el sesgo es menor debido a la mayor cantidad de estudios.
2 Se disminuyó un nivel de certeza ya que la evidencia no proviene de estudios evaluando a menores de 15 años. Si bien no todos los estudios son de depresión, se decidió no disminuir adicionalmente la certeza por este factor, ya que los estudios de depresión constituyen la mayoría y no se observaron diferencias entre los estudios de depresión y otras patologías.
3 Se disminuyó un nivel de certeza de la evidencia por imprecisión ya que cada extremo del intervalo de confianza conlleva una decisión diferente.
Fecha de elaboración de la tabla: Octubre, 2018.

Referencias

1. Cape J, Whittington C, Bower P. What is the role of consultation-liaison psychiatry in the management of depression in primary care? A systematic review and meta-analysis. General hospital psychiatry. 2010;32(3):246-54.
2. Gillies D, Buykx P, Parker AG, Hetrick SE. Consultation liaison in primary care for people with mental disorders. Cochrane Database of Systematic Reviews. 2015;9(9):CD007193.
3. Bower P, Sibbald B. Do consultation-liaison services change the behavior of primary care providers? A review. General hospital psychiatry. 2000;22(2):84-96.
4. Arthur AJ, Jagger C, Lindesay J, Matthews RJ. Evaluating a mental health assessment for older people with depressive symptoms in general practice: a randomised controlled trial. The British journal of general practice : the journal of the Royal College of General Practitioners. 2002;52(476):202-7.
5. Ceroni GB, Rucci P, Berardi D, Ceroni FB, Katon W. Case review vs. usual care in primary care patients with depression: a pilot study. General hospital psychiatry. 2002;24(2):71-80.
6. Datto CJ, Thompson R, Horowitz D, Disbot M, Oslin DW. The pilot study of a telephone disease management program for depression. General hospital psychiatry. 2003;25(3):169-77.
7. Dobscha SK, Corson K, Hickam DH, Perrin NA, Kraemer DF, Gerrity MS. Depression decision support in primary care: a cluster randomized trial. Annals of internal medicine. 2006;145(7):477-87.
8. Katon W, von Korff M, Lin E, Bush T, Ormel J. Adequacy and duration of antidepressant treatment in primary care. Medical care. 1992;30(1):67-76.
9. Katon W, Von Korff M, Lin E, Simon G, Walker E, Bush T, Ludman E. Collaborative management to achieve depression treatment guidelines. The Journal of clinical psychiatry. 1997;58 Suppl 1:20-3.
10. Katon W, Von Korff M, Lin E, Simon G, Walker E, Unützer J, Bush T, Russo J, Ludman E. Stepped collaborative care for primary care patients with persistent symptoms of depression: a randomized trial. Archives of general psychiatry. 1999;56(12):1109-15.
11. Liu CF, Hedrick SC, Chaney EF, Heagerty P, Felker B, Hasenberg N, Fihn S, Katon W. Cost-effectiveness of collaborative care for depression in a primary care veteran population. Psychiatric services (Washington, D.C.). 2003;54(5):698-704.
12. Schrader G, Cheok F, Hordacre AL, Marker J, Wade V. Effect of psychiatry liaison with general practitioners on depression severity in recently hospitalised cardiac patients: a randomised controlled trial. The Medical journal of Australia. 2005;182(6):272-6.
13. Worrall G, Angel J, Chaulk P, Clarke C, Robbins M. Effectiveness of an educational strategy to improve family physicians’ detection and management of depression: a randomized controlled trial. CMAJ : Canadian Medical Association journal = journal de l’Association medicale canadienne. 1999;161(1):37-40.
14. de Cruppé W, Hennch C, Buchholz C, Müller A, Eich W, Herzog W. Communication between psychosomatic C-L consultants and general practitioners in a German health care system. General hospital psychiatry. 2005;27(1):63-72.
15. Drummond DC, Thom B, Brown C, Edwards G, Mullan MJ. Specialist versus general practitioner treatment of problem drinkers. Lancet (London, England). 1990;336(8720):915-8.
16. Jackson G, Gater R, Goldberg D, Tantam D, Loftus L, Taylor H. A new community mental health team based in primary care. A description of the service and its effect on service use in the first year. The British journal of psychiatry : the journal of mental science. 1993;162:375-84

Búsqueda y Síntesis de Evidencia

 3.- ¿Qué tan significativos son los efectos indeseables anticipados?
Grandes Moderados Pequeños Triviales Varía No lo sé

Triviales: El panel de expertos de la Guía estimó que los efectos indeseables de «realizar consultoría de salud mental» en comparación a «no realizar» son triviales o no relevantes, considerando la evidencia y la experiencia clínica.

Evidencia de investigación

CONSULTORÍA DE SALUD MENTAL PARA PERSONAS MENORES DE 15 AÑOS CON DEPRESIÓN.
Pacientes Personas menores de 15 años con diagnóstico de depresión.
Intervención Consultoría de salud mental.
Comparación No realizar.

Desenlaces**

Efecto relativo

(IC 95%)

Estudios/

pacientes

Efecto absoluto estimado*

Certeza de la evidencia

(GRADE)

Mensajes clave en términos sencillos

SIN

consultoría

CON

consultoría

Diferencia

(IC 95%)

Mejoría en salud mental***

RR 1,14

(0,98 a 1,33)

3 ensayos [9, 10, 12] / 895 pacientes

417

por 1000

476

por 1000

Diferencia: 59 más

(8 menos a 138 más)

◯◯◯1,2,3

Muy baja

La consultoría podría llevar a una mejoría de la salud mental. Sin embargo, existe considerable incertidumbre dado que la certeza de la evidencia es muy baja.

Sintomatología

3 ensayos [6, 7, 13] / 546 pacientes

DME: 0,15 menos****

(0,32 menos a 0,03 más)

◯◯◯1,2

Muy baja

La consultoría de salud mental podría tener poco impacto en la sintomatología.  Sin embargo, existe considerable incertidumbre dado que la certeza de la evidencia es muy baja.

Satisfacción de los pacientes

RR 1,17

(1,04 a 1,30)

2 ensayos [9, 10] / 445 pacientes

731

por 1000

855

por 1000

Diferencia: 124 más

(29 a 219 más)

◯◯◯1,2

Muy baja

La consultoría de salud mental podría aumentar la satisfacción de los pacientes.   Sin embargo, existe considerable incertidumbre dado que la certeza de la evidencia es muy baja.

Adherencia de los pacientes

RR 1,42

(1,27 a 1,59)

7 ensayos [7-10, 13-15] / 1251 pacientes

365

por 1000

519

por 1000

Diferencia: 154 más

(99 a 216 más)

◯◯◯1,2

Muy baja

La consultoría de salud mental podría aumentar la adherencia de los pacientes.   Sin embargo, existe considerable incertidumbre dado que la certeza de la evidencia es muy baja.

IC 95%: Intervalo de confianza del 95% // RR: Riesgo relativo // DME: Diferencia de medias estandarizada // GRADE: Grados de evidencia Grading of Recommendations Assessment, Development and Evaluation.
* El riesgo SIN consultoría está basado en el riesgo del grupo control en los estudios. El riesgo CON consultoría (y su intervalo de confianza) está calculado a partir del efecto relativo (y su intervalo de confianza).
**Seguimiento de los desenlaces varió entre 3 a 12 meses y no se observó diferentes resultados según diferentes seguimiento (mediante análisis por subgrupo)
***Mejoría en salud mental se definió como dejar de cumplir criterios diagnósticos de trastorno mental o mejoría en alguna escala de sintomatología de salud mental.
**** La diferencia de medias estandarizada se utiliza cuando el desenlace ha sido medido en diferentes escalas y es difícil de interpretar clínicamente. Una regla general es que valores menores a 0,2 son de poca relevancia clínica, valores de 0,5 de relevancia moderada y 0,8 relevancia clínica importante.
1 Se disminuyó dos nivel de certeza de evidencia, por alto riesgo de sesgo de sesgo de los ensayos, especialmente attrition bias y performance bias, excepto para adherencia donde el sesgo es menor debido a la mayor cantidad de estudios.
2 Se disminuyó un nivel de certeza ya que la evidencia no proviene de estudios evaluando a menores de 15 años. Si bien no todos los estudios son de depresión, se decidió no disminuir adicionalmente la certeza por este factor, ya que los estudios de depresión constituyen la mayoría y no se observaron diferencias entre los estudios de depresión y otras patologías.
3 Se disminuyó un nivel de certeza de la evidencia por imprecisión ya que cada extremo del intervalo de confianza conlleva una decisión diferente.
Fecha de elaboración de la tabla: Octubre, 2018.

Referencias

1. Cape J, Whittington C, Bower P. What is the role of consultation-liaison psychiatry in the management of depression in primary care? A systematic review and meta-analysis. General hospital psychiatry. 2010;32(3):246-54.
2. Gillies D, Buykx P, Parker AG, Hetrick SE. Consultation liaison in primary care for people with mental disorders. Cochrane Database of Systematic Reviews. 2015;9(9):CD007193.
3. Bower P, Sibbald B. Do consultation-liaison services change the behavior of primary care providers? A review. General hospital psychiatry. 2000;22(2):84-96.
4. Arthur AJ, Jagger C, Lindesay J, Matthews RJ. Evaluating a mental health assessment for older people with depressive symptoms in general practice: a randomised controlled trial. The British journal of general practice : the journal of the Royal College of General Practitioners. 2002;52(476):202-7.
5. Ceroni GB, Rucci P, Berardi D, Ceroni FB, Katon W. Case review vs. usual care in primary care patients with depression: a pilot study. General hospital psychiatry. 2002;24(2):71-80.
6. Datto CJ, Thompson R, Horowitz D, Disbot M, Oslin DW. The pilot study of a telephone disease management program for depression. General hospital psychiatry. 2003;25(3):169-77.
7. Dobscha SK, Corson K, Hickam DH, Perrin NA, Kraemer DF, Gerrity MS. Depression decision support in primary care: a cluster randomized trial. Annals of internal medicine. 2006;145(7):477-87.
8. Katon W, von Korff M, Lin E, Bush T, Ormel J. Adequacy and duration of antidepressant treatment in primary care. Medical care. 1992;30(1):67-76.
9. Katon W, Von Korff M, Lin E, Simon G, Walker E, Bush T, Ludman E. Collaborative management to achieve depression treatment guidelines. The Journal of clinical psychiatry. 1997;58 Suppl 1:20-3.
10. Katon W, Von Korff M, Lin E, Simon G, Walker E, Unützer J, Bush T, Russo J, Ludman E. Stepped collaborative care for primary care patients with persistent symptoms of depression: a randomized trial. Archives of general psychiatry. 1999;56(12):1109-15.
11. Liu CF, Hedrick SC, Chaney EF, Heagerty P, Felker B, Hasenberg N, Fihn S, Katon W. Cost-effectiveness of collaborative care for depression in a primary care veteran population. Psychiatric services (Washington, D.C.). 2003;54(5):698-704.
12. Schrader G, Cheok F, Hordacre AL, Marker J, Wade V. Effect of psychiatry liaison with general practitioners on depression severity in recently hospitalised cardiac patients: a randomised controlled trial. The Medical journal of Australia. 2005;182(6):272-6.
13. Worrall G, Angel J, Chaulk P, Clarke C, Robbins M. Effectiveness of an educational strategy to improve family physicians’ detection and management of depression: a randomized controlled trial. CMAJ : Canadian Medical Association journal = journal de l’Association medicale canadienne. 1999;161(1):37-40.
14. de Cruppé W, Hennch C, Buchholz C, Müller A, Eich W, Herzog W. Communication between psychosomatic C-L consultants and general practitioners in a German health care system. General hospital psychiatry. 2005;27(1):63-72.
15. Drummond DC, Thom B, Brown C, Edwards G, Mullan MJ. Specialist versus general practitioner treatment of problem drinkers. Lancet (London, England). 1990;336(8720):915-8.
16. Jackson G, Gater R, Goldberg D, Tantam D, Loftus L, Taylor H. A new community mental health team based in primary care. A description of the service and its effect on service use in the first year. The British journal of psychiatry : the journal of mental science. 1993;162:375-84

Búsqueda y Síntesis de Evidencia

 4.- ¿Cuál es la certeza general de la evidencia sobre efectos?
Muy baja Baja Moderada Alta Ningún estudio incluido

Muy Baja: Existe considerable incertidumbre respecto del efecto de «realizar consultoría de salud mental» en comparación a «no realizar». La certeza general de la evidencia se basa en los desenlaces de salud considerados críticos para los pacientes, en este caso: mejoría en salud mental y sintomatología.

Evidencia de investigación

Desenlaces**

IMPORTANCIA

Certeza de la evidencia

(GRADE)

Mejoría en salud mental***

CRÍTICA

◯◯◯1,2,3

Muy baja

Sintomatología

CRÍTICA

◯◯◯1,2

Muy baja

Satisfacción de los pacientes

IMPORTANTE

◯◯◯1,2

Muy baja

Adherencia de los pacientes

IMPORTANTE

◯◯◯1,2

Muy baja

1 Se disminuyó dos nivel de certeza de evidencia, por alto riesgo de sesgo de sesgo de los ensayos, especialmente attrition bias y performance bias, excepto para adherencia donde el sesgo es menor debido a la mayor cantidad de estudios.

Se disminuyó un nivel de certeza ya que la evidencia no proviene de estudios evaluando a menores de 15 años. Si bien no todos los estudios son de depresión, se decidió no disminuir adicionalmente la certeza por este factor,     ya que los estudios de depresión constituyen la mayoría y no se observaron diferencias entre los estudios de depresión y otras patologías.

Se disminuyó un nivel de certeza de la evidencia por imprecisión ya que cada extremo del intervalo de confianza conlleva una decisión diferente.

 5.- ¿Hay incertidumbre importante o variabilidad sobre qué tanto valora la gente los desenlaces principales?
Incertidumbre o variabilidad importantes Posiblemente hay incertidumbre o variabilidad importantes Probablemente no hay incertidumbre ni variabilidad importantes No hay variabilidad o incertidumbre importante

Probablemente no hay incertidumbre ni variabilidad importantes: En función de la evidencia de investigación, experiencia clínica, conocimiento de gestión o experiencia de las personas con la condición o problema de salud, el panel de expertos de la Guía consideró que probablemente no hay incertidumbre o ni variabilidad importante respecto a lo que escogería una persona informada de los efectos deseables e indeseables de «realizar consultoría de salud mental» y «no realizar». La mayoría de los adolescentes optarían por consultoría de salud mental, sin embargo algunos casos podrían rechazar debido al estigma de la población asociado a la atención de salud mental.

Evidencia de investigación

Se identificaron 2 estudios (1,2) que evaluaban la satisfacción de pacientes con depresión que habían recibido tratamientos que incluían consultoría de salud mental, al meta-analizar el resultados de ambos se estima que el 85,5% de los pacientes que recibían intervenciones que incluían consultoría de salud mental estaban satisfechos con la intervención versus un 73,1% cuyo intervención no incluía consultoría de salud mental. Por lo tanto, se concluye que la consultoría de salud mental podría aumentar la satisfacción de los pacientes. Sin embargo, existe considerable incertidumbre dado que la certeza de la evidencia es muy baja, dado que existe por alto riesgo de sesgo de sesgo de los ensayos y que los estudios no se basan solamente en población adolescente.
Se identificaron 7 ensayos (1–7) que evaluaban la adherencia al tratamiento de pacientes con depresión, que habían recibido tratamientos que incluían consultoría de salud mental, al meta-analizar el resultados los estudios se estima que el 36,5% de los pacientes que recibían intervenciones que incluían consultoría de salud mental adherían a la intervención versus un 51,9% cuyo intervención no incluía consultoría de salud mental. Por lo tanto, se concluye que la consultoría de salud mental podría aumentar la adherencia de los pacientes. Sin embargo, existe considerable incertidumbre dado que la certeza de la evidencia es muy baja.

Referencias

1. Katon W, Korff M Von, Lin E, Walker E, Simon GE, Bush T, et al. Collaborative Management to Achieve Treatment Guidelines. JAMA [Internet]. 1995 Apr 5 [cited 2018 Nov 15];273(13):1026. Available from: http://jama.jamanetwork.com/article.aspx?doi=10.1001/jama.1995.03520370068039
2. Katon W, Von Korff M, Lin E, Simon G, Walker E, Unützer J, et al. Stepped Collaborative Care for Primary Care Patients With Persistent Symptoms of Depression. Arch Gen Psychiatry [Internet]. 1999 Dec 1 [cited 2018 Nov 15];56(12):1109. Available from: http://archpsyc.jamanetwork.com/article.aspx?doi=10.1001/archpsyc.56.12.1109
3. Katon W, von Korff M, Lin E, Bush T, Ormel J. Adequacy and duration of antidepressant treatment in primary care. Med Care [Internet]. 1992 Jan [cited 2018 Nov 15];30(1):67–76. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/1729588
4. Dobscha SK, Corson K, Hickam DH, Perrin NA, Kraemer DF, Gerrity MS. Depression decision support in primary care: a cluster randomized trial. Ann Intern Med [Internet]. 2006 Oct 3 [cited 2018 Nov 15];145(7):477–87. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17015865
5. Worrall G, Angel J, Chaulk P, Clarke C, Robbins M. Effectiveness of an educational strategy to improve family physicians’ detection and management of depression: a randomized controlled trial. CMAJ [Internet]. 1999 Jul 13 [cited 2018 Nov 15];161(1):37–40. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/10420862
6. de Cruppé W, Hennch C, Buchholz C, Müller A, Eich W, Herzog W. Communication between psychosomatic C–L consultants and general practitioners in a German health care system. Gen Hosp Psychiatry [Internet]. 2005 Jan [cited 2018 Nov 15];27(1):63–72. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15694220
7. Drummond DC, Thom B, Brown C, Edwards G, Mullan MJ. Specialist versus general practitioner treatment of problem drinkers. Lancet (London, England) [Internet]. 1990 Oct 13 [cited 2018 Nov 15];336(8720):915–8. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/1976937

Búsqueda y Síntesis de Evidencia

 6.- El balance entre efectos deseables e indeseables favorece la intervención o la comparación?
Favorece la comparación Probablemente favorece la comparación No favorece la intervención ni la comparación Probablemente favorece la intervención Favorece la intervención Varía No lo sé

Probablemente favorece la intervención: Considerando que la intervención es «realizar consultoría de salud mental» y la comparación es «no realizar», el panel de expertos de la Guía opinó que el balance entre efectos deseables e indeseables probablemente favorece «realizar consultoría de salud mental», en base a los efectos deseables son moderados, que los indeseables son triviales, que la certeza de la evidencia es muy baja y que probablemente no hay incertidumbre ni variabilidad importantes en lo que escogerían los pacientes.

 7.- ¿Qué tan grandes son los recursos necesarios (costos)?
Costos extensos Costos moderados Costos y ahorros despreciables Ahorros moderados Ahorros extensos Varía No lo sé

Costos y ahorros despreciables: El panel de expertos de la Guía consideró que los costos y ahorros de «realizar consultoría de salud mental» son despreciables si se compara con «no realizar», en función de los antecedentes, experiencia clínica, conocimiento de gestión o experiencia de los pacientes. Costos directos son bajos, sin embargo, hay que considerar que existen costos indirectos relacionados con que el psiquiatra y equipo deje de atender en el nivel secundario y el traslado.

Evidencia de investigación

A continuación, se muestran los costos referenciales, es preciso considerar que estos costos fueron recogidos con el único objetivo de constituir un antecedente aproximado.

El porcentaje de cobertura del seguro de salud sobre el precio de las prestaciones sanitarias, dependerá del tipo de seguro de cada paciente.

ítem

Intervención: Realizar consultoría de salud mental

Consultoría de salud mental por psiquiatra (sesión 4 hrs.) (mínimo 8 pacientes)1

$ 32.300

Consulta o control por psicólogo clínico1

$ 3.230

Consulta de salud mental por otros profesionales1

$ 3.230

Rango

$3.230 a $4.037 por persona

Referencias

1 Precio total para obtenida de la base de datos Modalidad de Atención Institucional 2018, FONASA.

Búsqueda y Síntesis de Evidencia

 8.- ¿La costo-efectividad de la intervención beneficia la intervención o la comparación?
Favorece la comparación Probablemente favorece la comparación No favorece la intervención ni la comparación Probablemente favorece la intervención Favorece la intervención Varía Ningún estudio incluido

Ningún estudio incluido: No se realizó la búsqueda de evidencia que abordaran la costo-efectividad ya que las intervenciones evaluadas no es consideraron de alto costo, según el Decreto 80 «Determinar umbral nacional de costo anual al que se refiere el artículo 6° de la Ley 20.850». De todos modos, el panel estima que el realizar consultoría de salud mental podría aumentar la resolutividad de la atención primaria de salud, en los siguientes sentidos:
• disminuyendo las derivaciones a especialidad o realizándolas de manera oportuna y pertinente.
• mejorando las competencias de intervención de los equipo de salud mental, tanto de la atención primaria como en el nivel secundario.

 9.- ¿Cuál sería el impacto en equidad en salud?
Reducido Probablemente reducido Probablemente ningún impacto Probablemente aumentado Aumentado Varía No lo sé

Aumentada: El panel de expertos de la Guía consideró que la equidad en salud aumentaría si se recomendase «realizar consultoría de salud mental», dado que en la actualidad existe amplio acceso, ya sea en términos económicos, geográficos u otros. Es una intervención disponible a lo largo del país y está incluido en las prestaciones de la atención primaria de salud.

 10.- ¿La intervención es aceptable para las partes interesadas?
No Probablemente no Probablemente sí Varía No lo sé

Probablemente sí: El panel de expertos de la Guía consideró que «realizar consultoría de salud mental» probablemente SÍ es aceptable para las partes interesadas. Algunos pacientes podría rechazar debido al estigma de la población asociado a la atención de salud mental. Por otro lado, las autoridades de centros de salud y hospitales podrían ser reticentes dado que la consultoría de salud mental implica aplazar la atención directa y la atención de la demanda interna en sus respectivos centros.

 11.- ¿Es factible implementar la intervención?
No Probablemente no Probablemente sí Varía No lo sé

Probablemente sí: El panel de expertos de la Guía consideró que «realizar consultoría de salud mental» probablemente SÍ es factible implementar. Para implementar adecuadamente las consultorías de salud mental y facilitar el acceso a la población, es necesario mejorar la disponibilidad de horas de profesionales que la realicen y considerarla logística general (trasporte, espacios de reunión, bloqueo de agenda, entre otros). En aquellos casos en que no sea posible realizar la consultoría de salud mental de manera presencial, los equipos pueden considerar realizar teleconsultoría.