Menú Principal

VIH/SIDA

¿Qué es el VIH?

El VIH o Virus de la Inmunodeficiencia Humana

Es un virus que se transmite por vía sexual, sanguínea y vertical (de una embarazada que vive con VIH a su hijos/as durante la gestación, parto o su lactancia). Se llama SIDA a la etapa avanzada de la infección producida por este virus. El VIH tiene la particularidad de atacar y destruir en forma progresiva al Sistema Inmunológico.

Vías de Trasmisión

¿Comó se Transmite?

A través de relaciones sexuales penetrativas sin preservativo o condón con una persona que vive con VIH.

De una embarazada que
vive con el VIH a su hijo/a durante la gestación, parto y lactancia.

Por compartir agujas y jeringas durante el consumo de drogas intravenosas y a través de transfusiones de sangre.

EL VIRUS NO SE TRANSMITE EN ACTIVIDADES COTIDIANAS

El VIH no puede vivir por mucho tiempo fuera del cuerpo humano. Por esto, no puede transmitirse durante las actividades cotidianas como saludar, abrazar o mediante un beso; ni tampoco se adquiere al usar un baño, una perilla de puerta, platos, vasos, alimentos o a través de los animales ni picaduras de insectos. El VIH se encuentra principalmente en la sangre, el semen o el flujo vaginal de una persona que vive con VIH.

¿Comó saber si he adquirido el VIH?

A través de un examen de sangre.

El más conocido en nuestro país es el llamado  “Test de ELISA para VIH”, que está disponible en establecimientos de salud públicos y privados.

También se dispone del “Test Rápido de VIH”.

Ambos exámenes detectan los anticuerpos que el organismo produce frente a la presencia del virus.

Internacionalmente se ha establecido un periodo de hasta 3 meses después de adquirido el virus como el tiempo en que la mayoría de las personas desarrollan anticuerpos antiVIH detectables por el examen.
Al tiempo que transcurre desde que una persona adquiere el VIH hasta que el organismo crea los anticuerpos suficientes para ser detectados, se le denomina Período de Ventana.

¿Cuáles son las etapas de la infección por VIH?

Infección Primaria

Puede ser asintomática o manifestarse a través de síntomas inespecíficos.

Etapa I

Asintomática o inflamación general de los nódulos linfaticos.

Etapa II

Pequeñas perdidas de peso, manifestaciones leves en mucosas y piel, e infecciones recurrentes de vías respiratorias altas.

Etapa III

Diarrea crónica sin causa aparente, fiebre persistente, candidiasis y lesiones orales. Infecciones bacterianas graves tuberculosis pulmonar.

Etapa IV

Esta etapa corresponde a lo conocido como SIDA.
Se caracteriza por la presencia de infecciones, enfermedades severas o cánceres relacionados con el VIH.

¿La infección del virus del VIH se puede prevenir?
Puedes prevenir una infección por VIH si sabes cuales con las conductas o situaciones que te pueden poner en riesgo y manejas los recursos disponibles para la prevención.
Te presentamos a continuación como prevenir efectivamente el riesgo de contraer VIH en distintas situaciones:

Uso del condón en todas las relaciones sexuales.
PrEP: Uso de antirretrovirales antes de las relaciones sexuales de riesgo.
PEP: Uso de antirretrovirales después de las relaciones sexuales de riesgo y en caso de violación.

Uso de antirretrovirales en gestantes que viven con VIH, y el remplazo de la lactancia materna por lactancia artificial.

No usar ni compartir jeringas durante el consumo de drogas intravenosas.
Uso de antirretrovirales en caso de accidentes cortopunzantes en Trabajadores de la Salud (PEP)

¿Existe Tratamiento para el VIH/SIDA?
Actualmente existen tratamientos antiretrovirales, que si son bien administrados mejoran la calidad de vida y la sobrevida de las personas que viven con VIH, lo que permite considerar al VIH/SIDA una enfermedad crónica.
Existen diferentes familias de medicamentos antiretrovirales que actúan en distintas etapas de la replicación del virus. Con los distintos antirretrovirales, el equipo médico define los esquemas de tratamiento más adecuado dependiendo de las condiciones clínicas de cada persona.
►En Chile, los Tratamientos Antirretrovirales (TARV) para el VIH están garantizados a través de la Ley GES-AUGE, que asegura el acceso a TARV para todas las personas que viven con VIH en cualquiera de sus etapas, independiente de su edad y previsión de salud de acuerdo a lo señalado por el Protocolo Nacional vigente.
►Además la Ley GES-AUGE garantiza el acceso al protocolo de Prevención de la Transmisión Vertical a todas las gestantes que viven con VIH y sus hijas e hijos.