Menú Principal

Problema de Salud AUGE N°77

Hipoacusia en recién nacidos, niños y niñas menores de 4 años

Juicio del Panel y Evidencia

En niños y niñas menores de 4 años con hipoacusia de conducción permanente unilateral, el Ministerio de Salud SUGIERE NO implementar con un audífono (procesador) de conducción ósea.
Comentarios del Panel de Expertos:
►Si bien el panel considera que no implementar un audífono de conducción es la mejor alternativa para la mayoría de los niños y niñas con hipoacusia moderada a severa, distintos factores como el contexto social, familiar y escolar, así como los valores y preferencias del menor y su familia pueden afectar esta decisión.

El Panel de Expertos analizó y debatió cada uno de las preguntas de la “Tabla de la evidencia a la decisión”, considerando tanto la evidencia de investigación, experiencia clínica, conocimiento de gestión o experiencia de los pacientes. Una vez consensuada la postura del panel respecto a las preguntas, emitieron un juicio seleccionando la opción de respuesta que mejor representaba la opinión del conjunto (destacada con color). Finalmente cuando el panel emitió su juicio sobre todas las preguntas, se emitió la recomendación.

A continuación se presenta la “Tabla de la evidencia a la decisión” con el resumen de los juicios, la evidencia de investigación evaluada, consideraciones adicionales y comentarios planteados por el panel.

 1.- ¿El problema es una prioridad?
No Probablemente no Probablemente sí Varía No lo sé

El problema ha sido definido como prioritario en el marco de las Garantías Explícitas en Salud (GES), régimen integral de salud que prioriza un grupo de patologías o problemas de salud, garantizando el acceso a tratamiento oportuno y de calidad.

 2.- ¿Qué tan significativos son los efectos deseables anticipados?
Trivial Pequeño Moderado Grande Varía No lo sé

Pequeños: El equipo elaborador de la Guía estimó que los efectos deseables de «implementar Audífono (procesador) de conducción ósea» en comparación a «No implementar» son pequeños, considerando la evidencia, experiencia clínica, conocimiento de gestión o experiencia de las personas con la condición o problema de salud.

Evidencia de investigación

Tabla de Resumen de Resultados (Summary of Findings)

Audífono de conducción ósea para hipoacusia de conducción unilateral.

 

Población

Niños y niñas menores de 4 años con hipoacusia de conducción permanente unilateral. 

 

Intervención

Audífono (procesador) de conducción ósea.

 

Comparación

No implementar.

 

Desenlaces

Efecto*

Certeza de la evidencia

(GRADE)

Mensajes clave en términos sencillos

Localización del sonido

Dos estudios [14, 16] reportaron que no hubo mejoría de localización del sonido mediante pruebas de sonido. En cambio, un estudio [15] que evaluó en MAA** (minimum audible angle) reportó una disminución del ángulo de 66 a 18 grados.

⊕◯◯◯1,2,3,4,5

Muy baja

El uso de audífonos de conducción ósea podría tener poco impacto en localización del sonido. Sin embargo, existe considerable incertidumbre dado que la certeza de la evidencia es muy baja.

Reconocimiento del habla***

Respecto a reconocimiento del habla, en un estudio un paciente [6] mejoró de 88 a 92%, otro estudio reporta una mejoría 94,5 a 99% [16] y un último estudio de 10 a 88% [15].

⊕◯◯◯1,2,4,5

Muy baja

El uso de audífonos de conducción ósea podría aumentar el reconocimiento del habla. Sin embargo, existe considerable incertidumbre dado que la certeza de la evidencia es muy baja.

Calidad de vida****

Tres estudios [5, 9, 14] midieron calidad de vida en GCBI (Glasgow Children’s Benefit Inventory) donde el promedio de mejoría fue de +26 puntos en un estudio [9] y +34 puntos en otro estudio [14]. El último estudio [5] reportó que 11 de 12 niños reportaron mejoría en GCBI, de los cuales, 8 fueron más de 25 puntos.

⊕◯◯◯1,2,4,5

Muy baja

El uso de audífonos de conducción ósea podría aumentar la calidad de vida. Sin embargo, existe considerable incertidumbre dado que la certeza de la evidencia es muy baja.

GRADE: Grados de evidencia Grading of Recommendations Assessment, Development and Evaluation.
*Ninguno de los estudios reportó intervalos de confianza, sin embargo, ninguno supera los 20 pacientes aproximadamente, por lo cual es esperable que el intervalo de confianza sea muy amplio.
**Ángulo mínimo al cual reconoce de donde proviene el sonido. A menor ángulo, mejor audición.
***Medido mediante porcentaje de las palabras que el niño o niña comprende a ciertos decibeles fijos. A mayor porcentaje, mejor audición.
****Calidad de vida medido en Glasgow Children’s Benefit Inventory, escala de 24 preguntas, de 0 a 100 puntos. Mayor puntaje mejor calidad de vida.
1 Diseño observacional.
2 Se disminuyó un nivel de certeza de evidencia por riesgo de sesgo, ya que no transparentan diferentes elementos de los métodos como si fueron ciegos los pacientes y tratantes a las evaluaciones, ocurrencia de eventos o cointervenciones, entre otros elementos.
3 Se disminuyó un nivel de certeza de evidencia por inconsistencia ya que diferentes estudios presentan diferentes conclusiones.
4 Se disminuyó un nivel de certeza de evidencia por ser indirecta, ya que la mayoría de los estudios provienen de niños mayores de 4 años.
5 Se disminuyó un nivel de certeza de evidencia por imprecisión, ya que, si bien los estudios no entregan intervalos de confianza, son de 1 a 20 pacientes cada uno, por lo cual es esperable que el intervalo de confianza de las diferentes estimaciones sea muy impreciso.
Fecha de elaboración de la tabla: Enero, 2019.

Referencias

1. Appachi S, Specht JL, Raol N, Lieu JEC, Cohen MS, Dedhia K, Anne S. Auditory Outcomes with Hearing Rehabilitation in Children with Unilateral Hearing Loss: A Systematic Review. Otolaryngology–head and neck surgery : official journal of American Academy of Otolaryngology-Head and Neck Surgery. 2017;157(4):194599817726757.
2. Liu CC, Livingstone D, Yunker WK. The role of bone conduction hearing aids in congenital unilateral hearing loss: A systematic review. International journal of pediatric otorhinolaryngology. 2017;94:45-51.
3. Attaway J, Stone CL, Sendor C, Rosario ER. Effect of Amplification on Speech and Language in Children With Aural Atresia. American journal of audiology. 2015;24(3):354-9.
4. Baker S, Centric A, Chennupati SK. Innovation in abutment-free bone-anchored hearing devices in children: Updated results and experience. International journal of pediatric otorhinolaryngology. 2015;79(10):1667-72.
5. Banga R, Doshi J, Child A, Pendleton E, Reid A, McDermott AL. Bone-anchored hearing devices in children with unilateral conductive hearing loss: a patient-carer perspective. The Annals of otology, rhinology, and laryngology. 2013;122(9):582-7.
6. Briggs L, Davidson L, Lieu JE. Outcomes of conventional amplification for pediatric unilateral hearing loss. The Annals of otology, rhinology, and laryngology. 2011;120(7):448-54.
7. Christensen L, Dornhoffer JL. Bone-anchored hearing aids for unilateral hearing loss in teenagers. Otology & neurotology : official publication of the American Otological Society, American Neurotology Society [and] European Academy of Otology and Neurotology. 2008;29(8):1120-2.
8. Christensen L, Richter GT, Dornhoffer JL. Update on bone-anchored hearing aids in pediatric patients with profound unilateral sensorineural hearing loss. Archives of otolaryngology–head & neck surgery. 2010;136(2):175-7.
9. de Wolf MJ, Hol MK, Mylanus EA, Snik AF, Cremers CW. Benefit and quality of life after bone-anchored hearing aid fitting in children with unilateral or bilateral hearing impairment. Archives of otolaryngology–head & neck surgery. 2011;137(2):130-8.
10. Doshi J, Banga R, Child A, Lawrence R, Reid A, Proops D, McDermott AL. Quality-of-life outcomes after bone-anchored hearing device surgery in children with single-sided sensorineural deafness. Otology & neurotology : official publication of the American Otological Society, American Neurotology Society [and] European Academy of Otology and Neurotology. 2013;34(1):100-3.
11. Hol MK, Nelissen RC, Agterberg MJ, Cremers CW, Snik AF. Comparison between a new implantable transcutaneous bone conductor and percutaneous bone-conduction hearing implant. Otology & neurotology : official publication of the American Otological Society, American Neurotology Society [and] European Academy of Otology and Neurotology. 2013;34(6):1071-5.
12. Johnstone PM, Nábĕlek AK, Robertson VS. Sound localization acuity in children with unilateral hearing loss who wear a hearing aid in the impaired ear. Journal of the American Academy of Audiology. 2010;21(8):522-34.
13. Kenworthy OT, Klee T, Tharpe AM. Speech recognition ability of children with unilateral sensorineural hearing loss as a function of amplification, speech stimuli and listening condition. Ear and hearing. 1990;11(4):264-70.
14. Kunst SJ, Leijendeckers JM, Mylanus EA, Hol MK, Snik AF, Cremers CW. Bone-anchored hearing aid system application for unilateral congenital conductive hearing impairment: audiometric results. Otology & neurotology : official publication of the American Otological Society, American Neurotology Society [and] European Academy of Otology and Neurotology. 2008;29(1):2-7.
15. Nelissen RC, Mylanus EA, Cremers CW, Hol MK, Snik AF. Long-term Compliance and Satisfaction With Percutaneous Bone Conduction Devices in Patients With Congenital Unilateral Conductive Hearing Loss. Otology & neurotology : official publication of the American Otological Society, American Neurotology Society [and] European Academy of Otology and Neurotology. 2015;36(5):826-33.
16. Priwin C., Jonsson R., Hultcrantz M., Granstrom G.. BAHA in children and adolescents with unilateral or bilateral conductive hearing loss: A study of outcome. International Journal of Pediatric Otorhinolaryngology. 2007;71(1):135-145.
17. Saliba I, Woods O, Caron C. BAHA results in children at one year follow-up: a prospective longitudinal study. International journal of pediatric otorhinolaryngology. 2010;74(9):1058-62.
18. Updike CD. Comparison of FM auditory trainers, CROS aids, and personal amplification in unilaterally hearing impaired children. Journal of the American Academy of Audiology. 1994;5(3):204-9.
19. Dornhoffer JR, Dornhoffer JL. Pediatric unilateral sensorineural hearing loss: implications and management. Curr Opin Otolaryngol Head Neck Surg. 2016 Dec;24(6):522-528
20. Krishnan LA, Van Hyfte S. Management of unilateral hearing loss. Int J Pediatr Otorhinolaryngol. 2016 Sep;88:63-73
21. Kuppler K, Lewis M, Evans AK. A review of unilateral hearing loss and academic performance: is it time to reassess traditional dogmata? Int J Pediatr Otorhinolaryngol. 2013 May;77(5):617-22
22. Lieu JE. Management of Children with Unilateral Hearing Loss. Otolaryngol Clin North Am. 2015 Dec;48(6):1011-26
23. Rohlfs AK, Friedhoff J, Bohnert A, Breitfuss A, Hess M, Müller F, Strauch A, Röhrs M, Wiesner T. Unilateral hearing loss in children: a retrospective study and a review of the current literature. Eur J Pediatr. 2017 Apr;176(4):475-486

Búsqueda y Síntesis de Evidencia

 3.- ¿Qué tan significativos son los efectos indeseables anticipados?
Grande Moderado Pequeño Trivial Varía No lo sé

Pequeños: El equipo elaborador de la Guía estimó que los efectos indeseables de «implementar Audífono (procesador) de conducción ósea» en comparación a «No implementar» son pequeños, considerando la evidencia, experiencia clínica, conocimiento de gestión o experiencia de las personas con la condición o problema de salud.

Consideraciones Adicionales

Efectos indeseables asociado a la incomodidad del uso de los dispositivos

Evidencia de investigación

Tabla de Resumen de Resultados (Summary of Findings)

Audífono de conducción ósea para hipoacusia de conducción unilateral.

 

Población

Niños y niñas menores de 4 años con hipoacusia de conducción permanente unilateral. 

 

Intervención

Audífono (procesador) de conducción ósea.

 

Comparación

No implementar.

 

Desenlaces

Efecto*

Certeza de la evidencia

(GRADE)

Mensajes clave en términos sencillos

Localización del sonido

Dos estudios [14, 16] reportaron que no hubo mejoría de localización del sonido mediante pruebas de sonido. En cambio, un estudio [15] que evaluó en MAA** (minimum audible angle) reportó una disminución del ángulo de 66 a 18 grados.

⊕◯◯◯1,2,3,4,5

Muy baja

El uso de audífonos de conducción ósea podría tener poco impacto en localización del sonido. Sin embargo, existe considerable incertidumbre dado que la certeza de la evidencia es muy baja.

Reconocimiento del habla***

Respecto a reconocimiento del habla, en un estudio un paciente [6] mejoró de 88 a 92%, otro estudio reporta una mejoría 94,5 a 99% [16] y un último estudio de 10 a 88% [15].

⊕◯◯◯1,2,4,5

Muy baja

El uso de audífonos de conducción ósea podría aumentar el reconocimiento del habla. Sin embargo, existe considerable incertidumbre dado que la certeza de la evidencia es muy baja.

Calidad de vida****

Tres estudios [5, 9, 14] midieron calidad de vida en GCBI (Glasgow Children’s Benefit Inventory) donde el promedio de mejoría fue de +26 puntos en un estudio [9] y +34 puntos en otro estudio [14]. El último estudio [5] reportó que 11 de 12 niños reportaron mejoría en GCBI, de los cuales, 8 fueron más de 25 puntos.

⊕◯◯◯1,2,4,5

Muy baja

El uso de audífonos de conducción ósea podría aumentar la calidad de vida. Sin embargo, existe considerable incertidumbre dado que la certeza de la evidencia es muy baja.

GRADE: Grados de evidencia Grading of Recommendations Assessment, Development and Evaluation.
*Ninguno de los estudios reportó intervalos de confianza, sin embargo, ninguno supera los 20 pacientes aproximadamente, por lo cual es esperable que el intervalo de confianza sea muy amplio.
**Ángulo mínimo al cual reconoce de donde proviene el sonido. A menor ángulo, mejor audición.
***Medido mediante porcentaje de las palabras que el niño o niña comprende a ciertos decibeles fijos. A mayor porcentaje, mejor audición.
****Calidad de vida medido en Glasgow Children’s Benefit Inventory, escala de 24 preguntas, de 0 a 100 puntos. Mayor puntaje mejor calidad de vida.
1 Diseño observacional.
2 Se disminuyó un nivel de certeza de evidencia por riesgo de sesgo, ya que no transparentan diferentes elementos de los métodos como si fueron ciegos los pacientes y tratantes a las evaluaciones, ocurrencia de eventos o cointervenciones, entre otros elementos.
3 Se disminuyó un nivel de certeza de evidencia por inconsistencia ya que diferentes estudios presentan diferentes conclusiones.
4 Se disminuyó un nivel de certeza de evidencia por ser indirecta, ya que la mayoría de los estudios provienen de niños mayores de 4 años.
5 Se disminuyó un nivel de certeza de evidencia por imprecisión, ya que, si bien los estudios no entregan intervalos de confianza, son de 1 a 20 pacientes cada uno, por lo cual es esperable que el intervalo de confianza de las diferentes estimaciones sea muy impreciso.
Fecha de elaboración de la tabla: Enero, 2019.

Referencias

1. Appachi S, Specht JL, Raol N, Lieu JEC, Cohen MS, Dedhia K, Anne S. Auditory Outcomes with Hearing Rehabilitation in Children with Unilateral Hearing Loss: A Systematic Review. Otolaryngology–head and neck surgery : official journal of American Academy of Otolaryngology-Head and Neck Surgery. 2017;157(4):194599817726757.
2. Liu CC, Livingstone D, Yunker WK. The role of bone conduction hearing aids in congenital unilateral hearing loss: A systematic review. International journal of pediatric otorhinolaryngology. 2017;94:45-51.
3. Attaway J, Stone CL, Sendor C, Rosario ER. Effect of Amplification on Speech and Language in Children With Aural Atresia. American journal of audiology. 2015;24(3):354-9.
4. Baker S, Centric A, Chennupati SK. Innovation in abutment-free bone-anchored hearing devices in children: Updated results and experience. International journal of pediatric otorhinolaryngology. 2015;79(10):1667-72.
5. Banga R, Doshi J, Child A, Pendleton E, Reid A, McDermott AL. Bone-anchored hearing devices in children with unilateral conductive hearing loss: a patient-carer perspective. The Annals of otology, rhinology, and laryngology. 2013;122(9):582-7.
6. Briggs L, Davidson L, Lieu JE. Outcomes of conventional amplification for pediatric unilateral hearing loss. The Annals of otology, rhinology, and laryngology. 2011;120(7):448-54.
7. Christensen L, Dornhoffer JL. Bone-anchored hearing aids for unilateral hearing loss in teenagers. Otology & neurotology : official publication of the American Otological Society, American Neurotology Society [and] European Academy of Otology and Neurotology. 2008;29(8):1120-2.
8. Christensen L, Richter GT, Dornhoffer JL. Update on bone-anchored hearing aids in pediatric patients with profound unilateral sensorineural hearing loss. Archives of otolaryngology–head & neck surgery. 2010;136(2):175-7.
9. de Wolf MJ, Hol MK, Mylanus EA, Snik AF, Cremers CW. Benefit and quality of life after bone-anchored hearing aid fitting in children with unilateral or bilateral hearing impairment. Archives of otolaryngology–head & neck surgery. 2011;137(2):130-8.
10. Doshi J, Banga R, Child A, Lawrence R, Reid A, Proops D, McDermott AL. Quality-of-life outcomes after bone-anchored hearing device surgery in children with single-sided sensorineural deafness. Otology & neurotology : official publication of the American Otological Society, American Neurotology Society [and] European Academy of Otology and Neurotology. 2013;34(1):100-3.
11. Hol MK, Nelissen RC, Agterberg MJ, Cremers CW, Snik AF. Comparison between a new implantable transcutaneous bone conductor and percutaneous bone-conduction hearing implant. Otology & neurotology : official publication of the American Otological Society, American Neurotology Society [and] European Academy of Otology and Neurotology. 2013;34(6):1071-5.
12. Johnstone PM, Nábĕlek AK, Robertson VS. Sound localization acuity in children with unilateral hearing loss who wear a hearing aid in the impaired ear. Journal of the American Academy of Audiology. 2010;21(8):522-34.
13. Kenworthy OT, Klee T, Tharpe AM. Speech recognition ability of children with unilateral sensorineural hearing loss as a function of amplification, speech stimuli and listening condition. Ear and hearing. 1990;11(4):264-70.
14. Kunst SJ, Leijendeckers JM, Mylanus EA, Hol MK, Snik AF, Cremers CW. Bone-anchored hearing aid system application for unilateral congenital conductive hearing impairment: audiometric results. Otology & neurotology : official publication of the American Otological Society, American Neurotology Society [and] European Academy of Otology and Neurotology. 2008;29(1):2-7.
15. Nelissen RC, Mylanus EA, Cremers CW, Hol MK, Snik AF. Long-term Compliance and Satisfaction With Percutaneous Bone Conduction Devices in Patients With Congenital Unilateral Conductive Hearing Loss. Otology & neurotology : official publication of the American Otological Society, American Neurotology Society [and] European Academy of Otology and Neurotology. 2015;36(5):826-33.
16. Priwin C., Jonsson R., Hultcrantz M., Granstrom G.. BAHA in children and adolescents with unilateral or bilateral conductive hearing loss: A study of outcome. International Journal of Pediatric Otorhinolaryngology. 2007;71(1):135-145.
17. Saliba I, Woods O, Caron C. BAHA results in children at one year follow-up: a prospective longitudinal study. International journal of pediatric otorhinolaryngology. 2010;74(9):1058-62.
18. Updike CD. Comparison of FM auditory trainers, CROS aids, and personal amplification in unilaterally hearing impaired children. Journal of the American Academy of Audiology. 1994;5(3):204-9.
19. Dornhoffer JR, Dornhoffer JL. Pediatric unilateral sensorineural hearing loss: implications and management. Curr Opin Otolaryngol Head Neck Surg. 2016 Dec;24(6):522-528
20. Krishnan LA, Van Hyfte S. Management of unilateral hearing loss. Int J Pediatr Otorhinolaryngol. 2016 Sep;88:63-73
21. Kuppler K, Lewis M, Evans AK. A review of unilateral hearing loss and academic performance: is it time to reassess traditional dogmata? Int J Pediatr Otorhinolaryngol. 2013 May;77(5):617-22
22. Lieu JE. Management of Children with Unilateral Hearing Loss. Otolaryngol Clin North Am. 2015 Dec;48(6):1011-26
23. Rohlfs AK, Friedhoff J, Bohnert A, Breitfuss A, Hess M, Müller F, Strauch A, Röhrs M, Wiesner T. Unilateral hearing loss in children: a retrospective study and a review of the current literature. Eur J Pediatr. 2017 Apr;176(4):475-486

Búsqueda y Síntesis de Evidencia

 4.- ¿Cuál es la certeza general de la evidencia sobre efectos?
Muy baja Baja Moderada Alta Ningún estudio incluido

Muy Baja: Existe considerable incertidumbre respecto del efecto de «implementar Audífono (procesador) de conducción ósea» en comparación a «No implementar».

Evidencia de investigación

Desenlaces

Importancia

Certeza de la evidencia
(GRADE)

Localización del sonido

IMPORTANTE

⨁◯◯◯
MUY BAJA
a,b,c,d

Reconocimiento del habla

CRÍTICO

⨁◯◯◯
MUY BAJA
a,c,d

Calidad de vida

CRÍTICO

⨁◯◯◯
MUY BAJA
a,c,d

a. Se disminuyó un nivel de certeza de evidencia por riesgo de sesgo, ya que no transparentan diferentes elementos de los métodos como si fueron ciegos los pacientes y tratantes a las evaluaciones, ocurrencia de eventos o cointervenciones, entre otros elementos.
b. Se disminuyó un nivel de certeza de evidencia por inconsistencia ya que diferentes estudios presentan diferentes conclusiones.
c. Se disminuyó un nivel de certeza de evidencia por ser indirecta, ya que la mayoría de los estudios provienen de niños mayores de 4 años.
d. Se disminuyó un nivel de certeza de evidencia por imprecisión, ya que, si bien los estudios no entregan intervalos de confianza, son de 1 a 20 pacientes cada uno, por lo cual es esperable que el intervalo de confianza de las diferentes estimaciones sea muy impreciso.

 5.- ¿Hay incertidumbre importante o variabilidad sobre qué tanto valora la gente los desenlaces principales?
Incertidumbre o variabilidad importantes Posiblemente hay incertidumbre o variabilidad importantes Probablemente no hay incertidumbre ni variabilidad importantes No hay variabilidad o incertidumbre importante

Posiblemente hay incertidumbre o variabilidad importantes: En función de la evidencia de investigación, experiencia clínica, conocimiento de gestión o experiencia de las personas con la condición o problema de salud, el equipo elaborador de la Guía consideró que posiblemente existe incertidumbre o variabilidad importante respecto a lo que escogería una persona informada de los efectos deseables e indeseables de «implementar Audífono (procesador) de conducción ósea» y «No implementar».

Evidencia de investigación

No se identificaron estudios que respondieran esta pregunta en relación a los valores y preferencias de los pacientes.

Búsqueda y Síntesis de Evidencia

 6.- El balance entre efectos deseables e indeseables favorece la intervención o la comparación?
Favorece la comparación Probablemente favorece la comparación No favorece la intervención ni la comparación Probablemente favorece la intervención Favorece la intervención Varía No lo sé

No favorece la intervención ni la comparación: Considerando que la intervención es «implementar Audífono (procesador) de conducción ósea» y la comparación es «No implementar», el equipo elaborador de la Guía opinó que la costo-efectividad no favorece ninguna de las dos alternativas.

 7.- ¿Qué tan grandes son los recursos necesarios (costos)?
Costos extensos Costos moderados Costos y ahorros despreciables Ahorros moderados Ahorros extensos Varía No lo sé

Costos moderados: El equipo elaborador de la Guía consideró que los costos de «implementar Audífono (procesador) de conducción ósea» son moderados si se compara con los costos de «No implementar», en función de los antecedentes, experiencia clínica, conocimiento de gestión o experiencia de los pacientes.

Evidencia de investigación

Tabla. Precios referenciales*

Ítem

Implementar procesador de conducción ósea

No implementar procesador de conducción ósea

BRUCKHOFF:  AUDÍFONO BRUCKHOFF LA BELLE JUNIOR BC 821 SISTEMA MONOAURAL RETROAURICULAR. Dispositivo con banda elástica Origen alemán

 

 

$1.009.4181

 

 

—–

SOFONO**: dispositivo implantable IMPLANTE SOPHONO ALPHA 2

+

Banda elástica: SOPHONO SOFT BAND

 

 

$4.079.0821

 

 

$71.3321

 

=$ 4.150.414

Total, Rangos

$1.009.418 – $4.150.000

*El porcentaje de cobertura del seguro de salud sobre el precio de la(s) prestación (es) sanitaria(s), dependerá del tipo de seguro de cada paciente.
**Dispositivo que puede osteo-implantarse agregando dispositivo compatible que vale alrededor de $ 1.600.000
Referencia
1. Mercado Público

Búsqueda y Síntesis de Evidencia

 8.- ¿La costo-efectividad de la intervención beneficia la intervención o la comparación?
Favorece la comparación Probablemente favorece la comparación No favorece la intervención ni la comparación Probablemente favorece la intervención Favorece la intervención Varía Ningún estudio incluido

Ningún estudio incluido: No se encontraron estudios que respondieran la preguntan de interés.

 9.- ¿Cuál sería el impacto en equidad en salud?
Reducido Probablemente reducido Probablemente ningún impacto Probablemente aumentado Aumentado Varía No lo sé

Reducida: El equipo elaborador de la Guía consideró que la equidad en salud se reduciría si se recomendase «implementar Audífono (procesador) de conducción ósea», dado que identificó grupos o contextos que actualmente tiene barreras de acceso importantes, ya sea en términos económicos, geográficos u otros.

 10.- ¿La intervención es aceptable para las partes interesadas?
No Probablemente no Probablemente sí Varía No lo sé

Probablemente no: El equipo elaborador de la Guía consideró que «implementar Audífono (procesador) de conducción ósea» probablemente NO es aceptable para las partes interesadas (profesionales de la salud, gestores de centros de salud, directivos de centros de salud, pacientes, cuidadores, seguros de salud, otros).

Consideraciones Adicionales

El panel considera que este juicio se debe principalmente por la consideración de costos y preferencias del usuario.

 11.- ¿Es factible implementar la intervención?
No Probablemente no Probablemente sí Varía No lo sé

No: El equipo elaborador de la Guía consideró que «implementar Audífono (procesador) de conducción ósea» NO es factible implementar, contemplando la capacidad de la red asistencial, los recursos humanos disponibles a nivel país, recursos financieros, etc.