Menú Principal

Resistencia Antimicrobiana

  • Información
  • Objetivos del Plan Nacional
  • ¿Qué es el RAM?
  • Documentos

La resistencia a los antimicrobianos (AMR) es una de las principales amenazas de la humanidad. Hoy ésta es ampliamente reconocida por la comunidad científica, líderes mundiales y legisladores como uno de los problemas más desafiantes del último siglo, puesto que pone en riesgo la seguridad de los países en el tratamiento de las enfermedades infecciosas.
Datos del Sistema Mundial de Vigilancia de la Resistencia a los Antimicrobianos de la OMS (GLASS) en el 2017, revela la presencia generalizada de resistencia a antibióticos en infecciones comunes en todos los países participantes, lo que ilustra niveles alarmantes de resistencia antimicrobiana en todo el mundo.
Antecedentes.
El primer antibiótico descubierto fue la penicilina, y éstos se usaron por primera vez para tratar infecciones graves en el año 1940. A partir de esta fecha, estos medicamentos han salvado muchas vidas . Los antibióticos inicialmente tuvieron un desarrollo promisorio, creándose entre 1935 y 1968 catorce nuevas clases para uso humano, lo que generó la falsa esperanza de que todas las infecciones podrían ser tratadas con medicamentos eficaces y disponibles. Sin embargo, su desarrollo se ha estancado, pues sólo cinco nuevas clases de antibióticos se han introducido desde 1968 a la fecha, y por otra parte la resistencia antimicrobiana ha ido en aumento.[…] Ver más

#  

Objetivo estratégico n°1

Mejorar la concientización y la comprensión con respecto a la resistencia a los antimicrobianos a través de una comunicación, educación y formación efectivas.

 

#  

Objetivo estratégico n°2

Reforzar los conocimientos y la base científica a través de la vigilancia de la resistencia antimicrobiana, en humanos, animales y ambiente.

 

#  

Objetivo estratégico n°3

Reducir la incidencia de las infecciones con medidas eficaces de prevención y control de infecciones relacionadas a la atención de salud.

 

#  

Objetivo estratégico n°4

Utilizar de forma eficaz los medicamentos antimicrobianos en la salud humana y animal.

 

#  

Objetivo estratégico n°5

Desarrollar investigación operativa relacionada con la emergencia de la resistencia antimicrobiana y con estrategias para fomentar la prevención de enfermedades.

La resistencia a los antimicrobianos (o farmacorresistencia) se produce cuando los microorganismos, sean bacterias, virus, hongos o parásitos, sufren cambios que hacen que los medicamentos utilizados para curar las infecciones dejen de ser eficaces. Los microorganismos resistentes a la mayoría de los antimicrobianos se conocen como ultrarresistentes. El fenómeno es muy preocupante porque las infecciones por microorganismos resistentes pueden causar la muerte del paciente, transmitirse a otras personas y generar grandes costos tanto para los pacientes como para la sociedad.

La resistencia a los antimicrobianos es el término más amplio para la resistencia de diferentes tipos de microorganismos y abarca la resistencia a los medicamentos antibacterianos, antivirales, antiparasitarios y fungicidas.

La resistencia a los antimicrobianos se ve facilitada por el uso inadecuado de los medicamentos, como, por ejemplo, al tomar antibióticos para tratar infecciones víricas como el resfriado o la gripe, o al compartir el tratamiento con otros pacientes. Los medicamentos de mala calidad, las prescripciones erróneas y las deficiencias de la prevención y el control de las infecciones son otros factores que facilitan la aparición y la propagación de la farmacorresistencia. La falta de empeño de los gobiernos en la lucha contra estos problemas, las deficiencias de la vigilancia y la reducción del arsenal de instrumentos diagnósticos, terapéuticos y preventivos también dificultan el control de la farmacorresistencia.