Menú Principal

Guía de Práctica Clínica

Prevención del Parto Prematuro

¿Cómo usar esta Guía?

Cómo interpretar las recomendaciones

Las recomendaciones de esta Guía fueron elaboradas de acuerdo al sistema “Grading of Recommendations Assessment, Development, and Evaluation” (GRADE), el cual distingue el grado de la recomendación y certeza de la evidencia sobre la cual se realiza la evidencia.

Grado de la recomendación

Las recomendaciones están estructuradas en base a una intervención y una comparación, la intervención es por lo general una intervención innovadora, mientras que la comparación es una intervención que está incorporada en la práctica clínica. Las recomendaciones son clasificadas en recomendaciones fuertes y condicionales, a favor o en contra de la intervención.


Las recomendaciones fuertes y condicionales deben interpretarse de la siguiente manera por los clínicos:

FUERTE: Seguir la recomendación es la conducta más adecuada en TODOS o en casi todos los casos. No se requiere una evaluación detallada de la evidencia que la soporta. Tampoco es necesario discutir detenidamente con los pacientes este tipo de indicación.
Esta recomendación puede ser Fuerte a Favor de la intervención o Fuerte en Contra.

CONDICIONAL: Seguir la recomendación es la conducta más adecuada en la MAYORÍA de los casos, pero se requiere considerar y entender la evidencia en que se sustenta la recomendación. Asimismo, distintas opciones pueden ser adecuadas para distintos pacientes, por lo que el clínico debe hacer un esfuerzo para ayudar a los pacientes a escoger una opción que sea consistente con sus valores y preferencias.
Esta recomendación puede ser Condicional a Favor de la intervención o Condicional en Contra.

BUENAS PRÁCTICAS CLÍNICAS: Son recomendaciones relacionadas con intervenciones que corresponden a estándares mínimos y necesarios para la atención en salud. Cuando estas recomendaciones son útiles, no es necesario evaluar la calidad de la evidencia o calificar la fortaleza, y se basarán en la experiencia del panel de expertos.
Estas recomendaciones estarán indicadas como Buenas prácticas clínicas.

Calidad de la evidencia

El concepto de certeza de la evidencia se refiere a la confianza que se tiene en que los estimadores del efecto son apropiados para apoyar una recomendación determinada. El sistema GRADE propone cuatro niveles de certeza en la evidencia:

CalidadDefinición
Alta
⊕⊕⊕⊕
Existe un alta confianza de que el verdadero efecto se encuentra muy cercano al estimador de efecto reportado en el cuerpo de evidencia.
Moderada
⊕⊕⊕О
Existe una confianza moderada en el estimador de efecto. es probable que el verdadero efecto se encuentre próximo al estimador de efecto reportado en el cuerpo de envidencia, pero existe la posibilida de que sea diferente.
Baja
⊕⊕ΟΟ
La confianza en el estimador de efecto es limitada. el verdadero efecto podria ser muy diferente del estimador de efecto reportado en el cuerpo de la evidencia.
Muy Baja
⊕ΟΟΟ
existe muy poca confianza en el estimador de efecto. Es altamente probable que el verdadero efecto sea sustancialmente diferente del estimador de efecto reportado en el cuerpo de evidencia.

El sistema GRADE considera de calidad alta los estudios clínicos aleatorizados y de baja calidad los estudios observacionales. Hay factores que pueden aumentar o disminuir la calidad de la evidencia inicial establecida a partir del diseño de los estudios:

  1. Los estudios clínicos aleatorizados bajan la calidad de la evidencia, si existen: limitaciones en el diseño y ejecución del estudio; inconsistencia de los resultados; incertidumbre acerca de que la evidencia sea directa; imprecisión; y sesgo de publicación o notificación.
  2. Los estudios observacionales pueden subir en calidad de la evidencia, si existe asociación fuerte; existencia de gradiente dosis-respuesta y sesgo residual actuando en dirección contraria.