Menú Principal

Problema de Salud N°76

Hipotiroidismo en personas de 15 años y más.

Recomendaciones GRADE

Cómo interpretar las recomendaciones

Las recomendaciones de esta Guía fueron elaboradas de acuerdo al sistema “Grading of Recommendations Assessment, Development, and Evaluation” (GRADE).
El sistema GRADE distingue la dirección de la recomendación, su fuerza y la certeza de la evidencia sobre la cual se realiza la recomendación

Grado de la recomendación

Las recomendaciones fuertes y condicionales deben interpretarse de la siguiente manera por los clínicos:

∴ FUERTE: Indican que existe una alternativa claramente superior, por lo que seguir la recomendación es la conducta más apropiada en TODAS o CASI TODAS LAS CIRCUNSTANCIAS O CASOS. Salvo casos muy justificados, la gran mayoría de las personas deberían recibir el curso de acción recomendado.
Este tipo de recomendación puede ser Fuerte a Favor o Fuerte en Contra de la intervención.

∴ CONDICIONAL: Seguir la recomendación es la conducta más adecuada en la MAYORÍA DE LOS CASOS, pero se requiere considerar y entender la evidencia de efectos, valores y preferencias, costos y disponibilidad de recursos en que se sustenta la recomendación. Estas recomendaciones se generan cuando existe incertidumbre respecto de cuál alternativa resulta mejor, por lo tanto distintas opciones pueden ser adecuadas para distintas personas o circunstancias. Para aplicar una recomendación condicional puede ser importante conversar con la persona los potenciales beneficios y riesgos de la intervención propuesta, y tomar una decisión en conjunto que sea coherente con las preferencias de cada persona.
Este tipo de recomendación puede ser Condicional a Favor o Condicional en Contra de la intervención.

∴ BUENAS PRÁCTICAS CLÍNICAS: Son recomendaciones excepcionales relacionadas con intervenciones que corresponden a estándares mínimos y necesarios para la atención en salud para las cuales no es necesario realizar una búsqueda de evidencia.
Estas recomendaciones estarán categorizadas como Buenas Prácticas Clínicas.

Certeza de la evidencia

El concepto de certeza de la evidencia se refiere a la confianza que se tiene en que los estimadores del efecto son apropiados para apoyar una recomendación determinada. El sistema GRADE propone cuatro niveles de certeza en la evidencia:

CertezaDefinición
Alta
⊕⊕⊕⊕
Existe una alta confianza de que la evidencia identificada es apropiada para formular una recomendación
Moderada
⊕⊕⊕О
Existe una confianza moderada de que la evidencia identificada es apropiada para formular una recomendación
Baja
⊕⊕ΟΟ
Existe incertidumbre respecto de que la evidencia identificada es apropiada para formular una recomendación, ya sea porque existe poca evidencia o porque esta tiene limitaciones.
Muy Baja
⊕ΟΟΟ
Existe considerable incertidumbre respecto de que la evidencia identificada es apropiada para formular una recomendación, ya sea porque existe muy poca evidencia o porque esta tiene limitaciones importantes.

Vigente
En mujeres embarazadas durante el Primer Trimestre, el Ministerio de Salud SUGIERE realizar tamizaje universal con TSH por sobre realizar tamizaje selectivo en grupos de riesgo.

Recomendación:
Condicional
Certeza de la evidencia:
Moderada

Vigente
En personas con hipercolesterolemia e hipotiroidismo subclínico el Ministerio de Salud SUGIERE no tratar con levotiroxina.

Recomendación:
Condicional
Certeza de la evidencia:
Muy baja

Vigente
En personas con obesidad, el Ministerio de Salud SUGIERE no realizar tamizaje con TSH por sobre realizar tamizaje.
Comentarios del panel:
►La obesidad es un problema multifactorial que rara vez se debe al hipotiroidismo. Sin embargo, si en adición a la obesidad existiesen además síntomas de hipotiroidismo, se sugiere solicitar pruebas tiroideas.

Recomendación:
Condicional
Certeza de la evidencia:
Muy baja

Vigente
En personas con un riesgo cardiovascular aumentado, el Ministerio de Salud SUGIERE realizar tamizaje con TSH por sobre no realizar.
Comentarios del panel:
►En pacientes con riesgo cardiovascular aumentado, un hipotiroidismo clínico no tratado adecuadamente puede contribuir a un peor pronóstico, por lo cual es razonable realizar un tamizaje en esta población.

Recomendación:
Condicional
Certeza de la evidencia:
Muy baja

Vigente
En personas con sospecha de hipotiroidismo clínico, el Ministerio de Salud SUGIERE adicionar una medición de T4 libre o T4 total a la medición de TSH por sobre solo realizar una medición de TSH.

Recomendación:
Condicional
Certeza de la evidencia:
Muy baja

Vigente
En personas con hipotiroidismo subclínico persistente, el Ministerio de Salud SUGIERE realizar un examen de presencia de anticuerpo anti -TPO por sobre no realizarlo.
Comentarios del panel:
►El panel de expertos refiere que los pacientes con hipotiroidismo subclínico persistente que se beneficiarían de realizar examen anti-TPO son mujeres con antecedentes de infertilidad o con abortos recurrentes.

Recomendación:
Condicional
Certeza de la evidencia:
Muy baja

Vigente
En personas menores de 65 años con hipotiroidismo subclínico el Ministerio de Salud SUGIERE no tratar con levotiroxina.
Comentarios del panel:
►(Para personas menores de 65 años con hipotiroidismo subclínico revisar recomendación N°9).

Recomendación:
Condicional
Certeza de la evidencia:
Baja

Vigente
En personas mayores de 65 años o más con hipotiroidismo subclínico, el Ministerio de Salud RECOMIENDA no tratar con levotiroxina.

Recomendación:
Fuerte
Certeza de la evidencia:
Moderada

Vigente
En mujeres embarazadas con hipotiroidismo subclínico, el Ministerio de Salud SUGIERE tratar con levotiroxina por sobre no tratar.

Recomendación:
Condicional
Certeza de la evidencia:
Moderada

Vigente
En personas puérperas que hayan tenido un tratamiento de hipotiroidismo clínico con levotiroxina durante el embarazo, el Ministerio de Salud sugiere que vuelvan a la dosis previa al embarazo por sobre mantener la misma dosis.
En personas puérperas que recibieron levotiroxina en el contexto de un hipotiroidismo subclínico, el panel sugiere que se suspenda la levotiroxina.
En ambas circunstancias, hipotiroidismo clínico y sub clínico durante el embarazo, el panel considera que podría ser beneficioso realizar un control con TSH a las 6 a 8 semanas post-parto.

Recomendación:
Buena Práctica Clínica